samedi 1 février 2014

Organizaciones de la sociedad civil analizan recomendaciones a Chile por parte del Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas

  • Un total de 84 delegaciones hicieron intervenciones durante la examinación al estado chileno, 11 estados enviaron sus preguntas por adelanto, que sumaron 185 recomendaciones.

  • Una de las recomendaciones  no fue aceptada por el Estado, formulada por Bolivia referida al tránsito de frontera, y reserva respecto del aborto y la “supuesta” criminalización de la protesta social mapuche bajo aplicación de ley antiterrorista. 

onu

Por Paulina Acevedo, Observatorio Ciudadano, 

Diversas organizaciones de derechos humanos y de la sociedad civil se reunieron para ver y analizar la sesión celebrada el pasado 28 de enero en Ginebra donde el Estado chileno rindió su segundo Examen Periódico Universal (EPU) ante el Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas, y luego presenciar en directo la respuesta que hoy entregó la delegación gubernamental a las recomendaciones formuladas.

No obstante disponer de plazo hasta junio de 2014 para manifestar su posición respecto de las 185 recomendaciones recibidas, Chile decidió rechazar de plano la recomendación 122.1 planteada por Bolivia, asegurando que esta estaría fuera del ámbito de competencia del EPU, y que hace referencia a garantizar los derechos de libre tránsito por los puertos del Pacífico.  El Estado mantuvo reserva también respecto a otros dos temáticas; las relativas al aborto y a lo que denominó “supuesta” criminalización del pueblo mapuche por la aplicación de la Ley Antiterrorista (LAT), señalando que argumentará y profundizará por escrito su postura al respecto.

En el diálogo que se generó entre las distintas organizaciones presentes tras conocer estos planteamientos, éstas coincidieron en destacar lo autocomplaciente de la exposición de Chile y lo insistente de las referencias a la ley de antidiscriminación y la figura del INDH, como parte de la “institucionalidad” de derechos humanos, entre los principales avances en la materia.  Coincidieron también en la preocupación ante el enfoque político que evidencian las distintas temáticas frente a las cuales el estado se manifestó contrario, tratándose este especio de una examinación en materia de derechos humanos, y en destacar que en esta oportunidad una buena cantidad de recomendaciones tuvieron relación con los derechos económicos, sociales y culturales de la población.

Para Judith Schonsteiner, directora del Centro de Derechos Humanos de la Universidad Diego Portales, manifestó “como punto importante a tener en consideración, es que el estado parece extenderse en el tiempo en cuanto a las recomendaciones sobre el aborto, las que también rechazó el 2009, y esta vez va más allá, al extenderlo a los derechos del pueblos mapuche y la criminalización de su protesta.  Algo que nosotros hemos verificado en nuestro informe que anualmente evacuamos sobre la situación de los derechos humanos”

En tanto que Nancy Yáñez, codirectora del Observatorio Ciudadano, además de referirse a la impugnada criminalización de la protesta mapuche alertó sobre “el modo en que el gobierno expone el proceso de implementación del Convenio 169 OIT, que ha sido impugnado en forma unánime por las distintas organizaciones indígenas, por tratarse de un proceso que vulnera los estándares internacionales que les son reconocidos por la vía de la reglamentación, como en el caso del SEIA.  Por eso el estado falta a la verdad cuando dice que se han registrado 43 procesos de consulta, todos con oposición de los pueblos indígenas involucrados, y al hablar de medidas legislativas implementadas, frente a lo que cabe preguntarse a cuáles se refiere”.  Yáñez destacó a su vez destacó esta vulneración en el propio discurso del ministro Baranda, a l a cabeza de la delegación oficial chilena, cuando al hablar de “integrarse a los beneficios de desarrollo del país, se da cuenta que los derechos de los pueblos indígenas son subordinados al modelo implementado, básicamente la industria extractiva”, señaló.

Frente a la criminalización y el uso de la ley antiterrorista, afirmó que “es insólito que el estado rechace estas recomendaciones, pues ya en el primer EPU el año 2009 se señaló la modificación de la LAT, e incluso existe la posibilidad de que el estado chileno sea prontamente condenado por Corte Interamericana por la aplicación de esta ley a los mapuche por violación a la Convención Americana”, agregando además que “es un hecho que en los últimos años se ha aplicado la LAT a menores de edad, una situación objetiva de violación a los derechos del debido proceso y otros instrumentos, como la Convención de Derechos del niño”.

Por su parte Carolina Herrera, directora de Corporación Humanas, cuestionó este nuevo rechazo a avanzar decididamente en medidas de resguardo a derechos sexuales y reproductivos de las mujeres en Chile, lo que le vienen siendo representado en forma reiterada por organismos internacionales; y si bien valoró que en esta segunda examinación hubiese en la delegación “no solo representantes del poder administrativa, sino también legislativo y judicial, resulta complejo que si bien se había adelantado a las organizaciones de la sociedad civil que están ahora en Ginebra que la delegación no harían mayores planteamientos, con estas reservas hacen un rayado que me parece grave”, aseguró.

Finalmente Marta Cisternas, miembro de los Observadores de Derechos Humanos de Casa Memoria José Domingo Cañas, voluntarios que monitorean desde 2011 situaciones de violencia policial en manifestaciones públicas, resulta “impresentable el blindaje que el estado da al actuar delictivo de las policías, que son precisamente quienes están llevando a cabo las más graves violaciones de derechos humanos verificadas durante esta examinación y en distintas exanimaciones a las que se ha sometido al estado.  Solo las estadísticas oficiales de Carabineros, que debimos obtener por ley de transparencia,  nos habla de más de 1.500 casos de civiles heridos durante el año que dejamos atrás”, destacó.



http://mapuexpress.org

Aucun commentaire: