jeudi 31 juillet 2014

Estudio: El estado de las aguas en Chile

Se plantea como  necesario  en base a lo desarrollado,la urgencia de crear una estrategia del uso sustentable de las aguas en nuestro paísconsiderando los posibles efectos del cambio climático y de los efectos antrópicos que hemos venido generando sobre el medioambiente, y particularmente sobre las aguas, afectando claramente la actual disponibilidad de estos recursos hídricos. 

Por otro lado, consideramos que es tarea de todos los actores de  la sociedad,  hacernos responsables de este tema que aparentemente no se posiciona en la cartera pública con toda la atención que merece. 

bandera
Por Conny Ortiz

A nivel planetario se sabe que existe una crisis en torno a los recursos hídricos, ello debido a la progresiva escasez dada por una inminente degradación de este bien.

En nuestro país esta situación se ha ido acentuando cada vez más. La escasez de las aguas ha sido generada por una mayor demanda de los recursos la que se ha intensificado por el crecimiento demográfico, la industrialización (dado por nuevos esquemas productivo-económicos), la contaminación y por posibles efectos del cambio climático.  Por otro lado, las políticas y las normativas nacionales han acentuado mayormente la conflictividad en torno a la accesibilidad, uso y gestión de las aguas debido a la privatización y mercantilización de los recursos hídricos.

Debido a los emergentes conflictos en torno a las aguas, se plantea que es   pertinente realizar una evaluación del estado y los usos de ésta  en nuestro país, por lo que en este capítulo se profundizará este punto desde una perspectiva física, es decir desde una dimensión hidrológica.  Por otro lado, el análisis de las aguas y marco jurídico será profundizado y analizado en el segundo capítulo.

Sostenemos desde ya que el uso sustentable de las aguas es un desafío urgente que debemos afrontar como país debido a la naturaleza del problema. Así se señaló en la Cumbre de Desarrollo Sustentable  realizada el año 2002 en Sudáfrica, “el agua se ha instalado como uno de los temas fundamentales y de cuya gestión depende, en gran medida, el desarrollo sustentable de la humanidad”. Agregamos que es tarea de los diversos actores de la sociedad generar una nueva conciencia en torno al valor de los recursos hídricos considerando su fragilidad y su progresiva finitud.

Balance hídrico: disponibilidad de las aguas

“Chile cuenta con 1.251 ríos, los que se emplazan en las 101 cuencas principales existentes en el país. Además, hay más de 15.000 lagos y lagunas de todo tipo de formas y tamaños que constituyen un invaluable activo medio ambiental y turístico. En general, los recursos hídricos presentes en ellos contienen agua de buena calidad y son importantes reguladores de los flujos en las cuencas” (Salazar, 2003 en MOP, 2013).

Chile es un país disparejo en términos de la disponibilidad de los recursos hídricos. Desde una dimensión hidrográfica, las quince regiones que conforman el territorio, plantean características singulares en función de factores como el clima y el relieve los que inciden directamente sobre las variaciones del caudal los que definen el régimen hidrológico de un cuerpo de agua (lago, rio, estero).

“Dada la configuración geográfica de nuestro país los promedios nacionales presentan variaciones regionales significativas relacionadas con la extensión latitudinal del país que resulta en una diversidad de climas que van, de norte a sur, desde extremadamente seco a extremadamente lluvioso, lo que a su vez resulta en una diversidad de ecosistemas y de recursos naturales y, por lo tanto, en una distribución regional heterogénea de las actividades productivas y del uso del agua” (Orrego, 2002). La distribución y disponibilidad de las aguas es desigual a lo largo del territorio nacional.

Las precipitaciones son parte importante del ciclo hidrológico, la pluviosidad (concentración de precipitaciones) contribuye de forma importante a la disponibilidad de las aguas.  “Según un estudio efectuado por la DGA, la precipitación media anual del país es de 1.522 mm, cifra que supone un volumen total de 1.152 km3. De ese volumen, 884 km3 se convierten en escorrentía y 268 km3 vuelven a la atmósfera, ya sea como evaporación directa de lagos, lagunas naturales y embalses o como evapotranspiración” (Bravo, P; Aedo, M & Larraín, S, 2004:9).

Por otro lado, “aunque la escorrentía a nivel nacional es mayor a la media mundial y similar a la media de América del Sur, el norte del país presenta tasas mínimas, que no alcanzan al 10% del promedio mundial. Mientras el caudal total en la I y II Región se estima en 21 m3, desde las regiones III a la X éste asciende a 9.000 m3, llegando a los 20.000 m3 en la XI y XII Región” (Orrego, 2002).

Respecto  ladisponibilidad de aguas, “en 1992, la disponibilidad promedio del país alcanzaba los 5.475 metros cúbicos alaño por habitante (m3/hab/año)” (Informe país, 2002). Por otra parte,  “los recursos hídricos disponibles por habitante desde la Región Metropolitana hacia elNorte son insuficientes. No llegan a 1.000 m3/hab/año e incluso en algunos sectoresapenas alcanzan la mitad de ese valor” (Informe país, 2000).
La relación entre demanda y disponibilidad de los recursos hídricos mejora sustancialmente desde la VI hasta la IX Región. A partir de la X región hacia el Sur hay más oferta que demanda, superando -en las zonas más australes- hasta en 60 veces la disponibilidad existente en la zona Norte (Bravo et al, 2004:8).

La situación de la disponibilidad de los recursos hídricos también se ve afectada por la sequia. Esta puede ser dada de forma natural o puede generarse por efectos antrópicos a través de las demandas ejercidas por los esquemas productivos y de desarrollo. “Las sequías se caracterizan por su duración (dimensión temporal), extensión (dimensión espacial: zona afectada), intensidad (efectos medidos en forma más bien subjetiva) y magnitud (disminución medida del recurso). Se distinguen sequías meteorológicas, por ausencia de precipitaciones; agrícolas, por falta de agua en las raíces de las plantas, e hidrológicas, por déficit en los caudales de los ríos.En Chile las sequías son recurrentes ya que se considera que gran parte de su territorio se encuentra ubicado en una zona de transición climática, con una alta variabilidad interanual de las precipitaciones. Dependiendo de la latitud, tanto glaciares y lagos, así como las cuencas mismas -que aportan aguas subterráneas-, contribuyen a morigerar los períodos de sequía” (Orrego, 2002).

Otro fenómeno que incide en la disposición de las aguas lo configuran los posibles efectos del cambio climático. Existe un consenso por parte de los científicos quienes han llegado a sostener que Chile es particularmente sensible a los cambios del sistema climático a nivel global, el argumento que subyace dicho planteamiento es  porque gran parte de la extensión del país se ubica en una zona de transición climática. “Las mediciones realizadas a lo largo de casi cien años muestran una disminución sostenida de las aguas caídas en el norte chico y en la zona central de Chile. Las predicciones de la DGA, en este sentido indican que, de acentuarse el cambio climático relacionado con el calentamiento global, la oferta de agua se verá afectada en la misma zona del país que hoy sufre problemas de escasez y sequía, es decir, desde la Región Metropolitana hasta Copiapó” (Orrego, 2002). En estudios realizados por el Departamentos de Geofísica de la Universidad de Chile a través de la Corporación Nacional de Medioambiente(2006) con la finalidad de proyectar las variaciones climáticas en Chile a fines del siglo XXI, se trabajó en base dos posibles escenarios: uno moderado y otro severo.

Los principales resultados de este estudio, dicen relación con las temperaturas y precipitaciones lo que puede ser resumido en los siguientes puntos: (I) en todo el país se apreciaría aumento de temperatura en ambos escenarios; (II) la mayor variación de temperatura sería en el norte grande,  norte chico y mayormente en la zona andina; (III) en el norte del país, en el sector altiplánico, se produciría un aumento de precipitaciones durante primavera y verano; en el norte chico se estima un aumento pluviométrico durante el invierno; (IV) en la zona central los resultados indicarían disminución de precipitaciones particularmente en latitudes medias (V a VIII regiones), y en las estaciones de verano y otoño; (V) en el sur (dónde se sitúa La Araucanía) habría una disminución de precipitaciones hasta de un 50% en verano, manteniéndose prácticamente inalterada la situación en invierno. (VI) la región Austral presentaría una disminución de la precipitación de un 25% aproximadamente, en verano, normalizándose hacia el invierno.

En el extremo austral se apreciaría un leve aumento de las precipitaciones (de hasta un 20%), que se mantendría durante todo el año. Estos estudios coinciden en la apreciación de que en general se presentarían cambios en las medias térmicas (aumento) y en los regímenes pluviométricos (reducción) (CONAMA, 2006; CEPAL, 2009).

Respecto de la calidad de las aguas, según información de la DGA en el norte grande se caracterizan por su alto contenido salino. La salinidad aumenta en el norte chico a medida que se adentran a los cursos medios e inferiores de los valles. La calidad de las aguas en la zona central mejora considerablemente en comparación de las aguas del norte. En tanto en la zona sur (desde VIII) las aguas superficiales se señalan de excelente calidad producto de las abundantes precipitaciones.

En torno a la contaminación de las aguas, entendemos que puede ser alterada y no apta para el consumo de los organismos vivos ya sea de forma natural o artificial. Ambos tipos de contaminación son puntuales y específicos a cada región o zonas del país, por otro lado también depende directamente de las actividades productivas y económicas en los diferentes sectores del territorio. “La contaminación artificial es provocada por el ser humano al usar las aguas en forma directa o como receptora de desechos de actividades domésticas, agrícolas e industriales. El vertido de aguas servidas domésticas o de residuos líquidos industriales a los cuerpos de agua degrada la calidad del recurso al concentrar en éste elementos tales como gérmenes patógenos o materia orgánica, o al cargarlo de productos tóxicos” (Orrego, 2002).

En relación al estado de las aguas subterráneas, el mapa hidrogeológico de Chile de la DGA (1986) distingue tres “provincias” muy distintas entre sí, la primera de ellas es la provincia altiplánica las cuales tienen elevada productividad y calidad de agua aceptable, siempre que no estén expuestos a la influencia de los salares. Son fundamentales para responder a la demanda doméstica y minera de las zonas costeras aledañas. En segundo lugar reconoce la provincia andinavertiente pacífico, la que a su vez se divide en sub provincias. La primera de ellas es Norte grande, el cualtiene acuíferos adyacentes a los escasos cauces superficiales, y otros ubicados en el sistema de la pampa del Tamarugal y en el desierto de Atacama. Presentan limitaciones de uso por su calidad química natural y/o por tener recargas muy reducidas.

El segundo corresponde a valles centrales, los quegeneralmente son acuíferos libres que circulan bajo tierra siguiendo el ciclo hidrológico superficial. Se alimentan a través de la infiltración de los cursos de agua superficiales y presentan una productividad bastante elevada. La tercera subprovincia es identificada como la central sur (33° a 42° latitud sur), esta se caracteriza porque la mayoría de los acuíferos son “libres” (no están restringidos a las cajas de los ríos), se recargan de distintas fuentes (ríos y lluvias) y tienen una productividad bastante alta: sobre los 10 m3/h/m. También hay algunos acuíferos confinados, encerrados entre capas de rocas o de algún sedimento sólido. La cuarta corresponde a la zona de canales(42° a 56° LS): Es el más pobre en aguas subterráneas debidoa sus características geológicas. Por último encontramos a la pampa magallánicala que posee acuíferos de productividad limitada.

La tercera provincia identificada por la DGA corresponde a las cuencas costeras, aquí por lo general, los acuíferos son libres de pequeñaextensión y con espesores inferiores a 100 metros. Los pozos instalados presentanuna productividad mediana o baja. En aquellos que se utilizan para abastecerpoblaciones costeras, se han detectado con cierta frecuencia problemas de intrusiónsalina.

Usos de las aguas

El uso de las aguas en nuestro país es moderado a través de los derechos de agua que son otorgados por medio de la Dirección General de Aguas. De esta forma se distingue los usos del agua entre aquellos que captan el agua desde el cauce, que pueden ser consuntivos y no-consuntivos  y aquellos que se realizan directamente sobre las aguas.  El uso consuntivo, consiste en la utilización de los recursos hídricos para el consumo,impidiendo su reutilización o su regreso a los cauces en las mismas condicionesque las previas a ser usados. Por otro lado,el término de uso no consuntivo se refiere al uso de aguas sin consumir el recurso. Quienes seacogen a esta modalidad, deben devolver el agua a sus cauces (ríos) sin perjudicara los usuarios existentes aguas abajo. Es pertinente precisar aquí que la fiscalización en torno a este tipo derechos de aguas es bajamente fiscalizada.

“De acuerdo a evaluaciones realizadas por la DGA(1999), la cantidad de agua utilizada en el país alcanza aproximadamente a un flujo continuo de 2.000 m3/s. De esta cantidad, el 67.8% corresponde a usos hidroeléctricos, o no-consuntivos, y el 32.2% a usos consuntivos. Prácticamente el total de usos no consuntivos corresponde a la generación de energía hidroeléctrica” (Orrego, 2002).

En relación a los usos consuntivos, los principales usos son domésticos, agrícolas minero e industrial.  “El sector agrícola es el principal usuario de  agua, con extracciones de alrededor de un 73%, y la minería y los usos industriales comparten un 21%. La hidroelectricidad efectúa el mayor uso no consuntivo del recurso hídrico. El nivel de competencia entre estos usos varía a lo largo del país y es particularmente aguda en las áreas norte y central, donde desde mediados del siglo XX toda  el agua superficial ya fue asignada” (MOP, 2013). “Es así que el uso consuntivo del agua en los distintos sectores productivos es variable a lo largo del país. En algunas regiones del país la mayor demanda de agua la ejerce la minería (Ia, IIIa), en tanto que en otras lo hace el riego (Ia; IVa; VIa). En las regiones centro-sur del país (Va a IXa), así como en las australes (XIa y XIIa) la generación de energía hidroeléctrica representa la mayor demanda de agua” (Orrego, 2002).

“Tres cuartas partes de los recursos hídricos del país se utilizan en la generación de energía hidroeléctrica, mediante el uso de derechos no consuntivos. Este es el sector que más creció (145%) entre 1990 y 1999, muy por encima del incremento en la agricultura (18,5%), agua potable (24,4%), industria (44,8%) y minería (16,9%) en el mismo período. Los usos hidroeléctricos consumen 10.200 litros por habitante al día, lo que equivale a 48 veces el consumo doméstico, 46 veces el minero, 32 veces el industrial y 2,5 veces el consumo agrícola.

Respecto de los volúmenes de agua de consumo en nuestro país se puede sostener que “son los másaltos de América Latina y presentan tasas tan elevadas como las de países con igual omayor crecimiento económico (en términos del Producto Interno Bruto).La creciente demanda de recursos hídricos se atribuye, entre otras razones, al incrementode la población, al crecimiento económico y a las nuevas necesidades generadaspor la variación de la calidad de vida” (Bravo et al, 2004:15).

Los antecedentes hasta aquí vistos corresponden a una descripción general de la disponibilidad y de los usos de las aguas a lo largo del territorio nacional. Para conocer de forma más focalizada el contexto de nuestra área de estudio, nos adentraremos a la situación de la IX región de La Araucanía respecto a la situación de sus aguas.

“La Araucanía se ha caracterizado históricamente por la abundancia hídrica derivada principalmente de los altos niveles de pluviosidad, la concentración de importantes  sistemas hidrológicos conformados por grandes cuencas hidrográficas, sistemas freáticos y lacustres. Sin embargo, la deforestación del territorio, el reemplazo del bosque  nativo por monocultivo de cereales (primera mitad del siglo XX), y posteriormente, el desarrollo de un modelo forestal basado en monocultivo de pinos y eucaliptus (1970 a la fecha), ha impactado en la región de la Araucanía generando alteraciones graves en la disponibilidad de agua, incluidas numerosas zonas que a principios del 1900 se catalogaban como humedales y actualmente se encuentran en avanzado proceso de desertificación a consecuencia de la deforestación, lo cual ha impactado fuertemente a la población local y en particular a las comunidades mapuche” (Peralta, Celis y Bragg1996, Montalba, 2004; Montalba, Carrasco y Araya, 2006 en Montalba 2013:109).

La industria forestal comienza a perpetrarse  bajo el decreto de Ley N° 701 que nace en el año 1974 con el objetivo de impulsar el desarrollo de la actividad forestal de plantaciones exóticas. Son  múltiples los efectos de éste modelo  industrial, considerando impactos culturales, sociales, demográficos, paisajísticos y ambientales. Dentro de este último cabe señalar las importantes “modificaciones en el ciclo hidrológico, generando escasez de aguas superficiales en las comunidades vecinas, disminución de la biodiversidad y aumento de la erosión, cuando se procede a la cosecha de los bosques artificiales. Esto, porque el proceso se realiza a tala raza, dejando el suelo desnudo y desprotegido frente a las lluvias” (Montalba& Carrasco, 2005).

La disponibilidad de aguas  se ve  importantemente afectada por la consecutiva demanda de los recursos hídricos a manos de los lineamientos productivistas que forman parte de las estrategias de desarrollo en la región. Por otro lado, y como se planteó anteriormente, hay una significativa consideración de los posibles efectos del cambio climático (aumento de temperaturas, disminución de precipitaciones) que incidirían en la escasez de las aguas. Específicamente en esta zona la CONAMA (2006) advierte “veranos más cálidos y pérdidas de pluviosidad del orden de un 40%, y en la primavera de un 25%. Esta zona denominada secano interior se encuentra en la ladera oriente de la cordillera de Nahuelbuta (800 msnm), la cual actúa como biombo climático disminuyendo las precipitaciones de la región y generando un marcado periodo de déficit hídrico (Rouanet, Romero &Demanet, 1988).

Por otra parte, se “prevé un desplazamiento desde la zona centro-norte del país de actividades económicas intensivas del uso de agua, como la fruticultura con fines de exportación. En la actualidad este proceso resulta evidente en La Araucanía, observándose un incremento  exponencial de huertos frutales bajo riego (principalmente arándanos, manzanos, cerezos y avellano europeo), los cuales en muchas zonas han desplazado sistemas agrícolas tradicionales del secano (ODEPA, 2010 en Montalba 2013:109). Ante la cantidad  de factores que pronuncian la constante demanda de agua y consecuentemente “estrés hídrico”,  se adhiere “la explotación de recursos hídricos para la generación de energía eléctrica bajo la modalidad de mini centrales de pasada, las que junto a la salmonicultura alteran en muchos casos los cursos y cuencas ubicadas en las cercanías o en tierras reclamadas por comunidades mapuche” (INDH, 2013). La actividad económica de la industria salmonera, ocupa importantes acuíferos en la región con el objeto de criar los alevines, los que posteriormente son trasladados hacia otras regiones al sur de Chile. En función de la importante actividad que se genera a través de la generación de hidroelectricidad en esta región, el informe País (1999) prevé que la demanda de la potencial instalación de centrales hidroeléctricas aumentaría hasta en un 30% en el año 2020.

Como se puede deducir, los posibles efectos del cambio climático aunado a  las diversas actividades económicas que se desarrollan actualmente, nos muestran un escenario de escasez de los recursos hídricos que se está acentuando cada vez más. A su vez, la disponibilidad de las aguas pone de manifiesto evidentes escenarios de conflictividad ante un recurso que cada vez más se torna más preciado ante la competencia de las diversas inversiones. Cabe destacar, que la situación de la población, en especial de comunidades mapuche es bastante compleja ya que parte importante de la región depende del agua que se distribuye a través de camiones de aljibes los que son suministrados por las municipalidades. Por último, es inevitable reflexionar en torno a las prioridades de uso de las aguas. Ya que si pensamos en el desarrollo de nuestra región se debería garantizar primeramente el acceso a toda la población de este bien que se configura como esencial, pues aquí se cubre una de las condiciones básicas del ser humano.

Para finalizar, se plantea como  necesario  en base a lo desarrollado,la urgencia de crear una estrategia del uso sustentable de las aguas en nuestro paísconsiderando los posibles efectos del cambio climático y de los efectos antrópicos que hemos venido generando sobre el medioambiente, y particularmente sobre las aguas, afectando claramente la actual disponibilidad de estos recursos hídricos. Por otro lado, consideramos que es tarea de todos los actores de  la sociedad,  hacernos responsables de este tema que aparentemente no se posiciona en la cartera pública con toda la atención que merece.  Resulta urgente hacernos cargo ahora de un “buen manejo” de los recursos naturales para no comprometer a las generaciones futuras por nuestras malas gestiones, egoísmo o simple inacción, por el hecho de tomar una posición cómoda y no ser actores gestores de conciencia y cambio.

Bibliografía
Bravo, P; Aedo, M & Larraín, S.(2004). Agua: ¿dónde está y de quién es?para entender lo que ocurre con las aguas en Chile. Santiago: editorial LOM.
CEPAL. (2009). La economía del cambio climático en Chile. Documento N°288, 1-89.
CONAMA. (2006). Estudio de la variabilidad climática de Chile para el siglo XXI. Estudio realizado por el Departamento de Geofísica. Facultad de Ciencias físicas y matemáticas de la Universidad de Chile. 24 (6) 1073-1087.
Informe País. (2002). Estado del Medio Ambiente en Chile. Universidad de Chile, Instituto de AsuntosPúblicos. EdicionesLOM.
Informe País. (1999).Estado del Medio Ambiente en Chile. Universidad de Chile, Instituto de AsuntosPúblicos. EdicionesLOM.
DGA. (1986).Mapa hidrogeológico de Chile.Santiago.
INDH. (2013). “Informe misión de observación Araucanía 2013: proyectos de inversión en tierras y territorios indígenas mapuche.
Jaramillo, L.(2013). Cinco décadas de transformaciones en La Araucanía Rural. POLIS. Santiago, 12(34), 147-164.
Montalba, R. (2013). “Modernización” de sistemas agrícolas tradicionales, agrobiodiversidad  y riesgo. Un análisis agroecológico a partir de la realidad e historia de los mapuche de Chile en: Nicholls, C; Ríos, L y Altieri, M (coordinadores),  Agroecología y resilienciasocioecológica:adaptándose al cambio climático. EditorialCYTED,Colombia.1-207.
Montalba, R & Carrasco, N. (2005). "Desarrollo Sostenible o Eco-Etnocidio?: El Proceso de Expansión Forestal en Territorio Mapuche-Nalche de Chile".AGER:revista de estudios sobre despoblamiento y desarrollo rural. España. N°4,101-133.
MOP. (2013). Estrategia nacional de recursos hídricos 2012-2025 (resumen ejecutivo) Santiago, Chile. 1-40.
Rouanet, J; Romero, o &Demanet. (1988). Áreas agroecológicas en la IX Región. IPA.Carrillanca.
Orrego, J.(2002). El estado de las aguas terrestres en Chile: cursos y aguas subterráneas. Terram. Santiago 1-69.

 http://mapuexpress.org/

Corte Interamericana de Derechos Humanos condena a Chile en caso Mapuche vs República de Chile


“Este fallo sienta un precedente en la región ya que constituye un importante reconocimiento por la Corte IDH del fenómeno de criminalización de la protesta social en regímenes democráticos en América Latina” señaló Jimena Reyes, Responsable de la Oficina para las Américas de la FIDH y abogada del caso. “ Se abre un camino a la condena de este tipo de prácticas lamentablemente extendidas en nuestro continente ” acotó.

bandera











San José, Costa Rica, 29 de julio de 2014.- La Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH) notificó hoy su condena del Estado chileno por violaciones a los derechos humanos de integrantes del pueblo Mapuche en el caso Norin Catriman y otros vs la República de Chile. La FIDH saluda y reconoce esta valiosa decisión.

“Este fallo sienta un precedente en la región ya que constituye un importante reconocimiento por la Corte IDH del fenómeno de criminalización de la protesta social en regímenes democráticos en América Latina” señaló Jimena Reyes, Responsable de la Oficina para las Américas de la FIDH y abogada del caso. “ Se abre un camino a la condena de este tipo de prácticas lamentablemente extendidas en nuestro continente ” acotó.

La Corte IDH condena al Estado Chileno al considerar, entre otras, que las sentencias condenatorias expedidas en contra de las víctimas de este caso -determinando su responsabilidad penal por delitos de supuesto carácter terrorista- fueron emitidas fundándose en una ley antiterrorista violatoria del principio de legalidad y del derecho a la presunción de inocencia.

La Corte también encontró que en la fundamentación de las sentencias condenatorias se utilizaron razonamientos que denotan estereotipos y prejuicios, lo cual configuró una violación del principio de igualdad y no discriminación. Adicionalmente, la Corte encontró que se produjeron violaciones al derecho de la defensa y del derecho de recurrir de esos fallos penales condenatorios. Todo ello hace que esas condenas fuesen arbitrarias e incompatibles con la Convención Americana.
La FIDH junto con dos otros abogados representó ante la Corte a cinco de las ocho víctimas del caso: los dos Lonkos Ciriaco y Pichun, y los Mapuche y activistas José Huencunao, Jaime Marileo y Patrico Marileo, militantes por la recuperación de las tierras de sus comunidades condenados en el 2002 y 2003 a largas penas por los delitos de “amenaza terrorista” e “incendios terroristas”.

En lo que respecta a violaciones a las garantías judiciales, el Tribunal concluyó, entre otros, que Chile violó el derecho de la defensa de interrogar testigos en los procesos penales contra los señores Pascual Huentequeo Pichún Paillalao y Víctor Manuel Ancalaf Llaupe, así como que violó el derecho de recurrir los fallos penales condenatorios de señores Segundo Aniceto Norín Catrimán, Pascual Huentequeo Pichún Paillalao, Florencio Jaime Marileo Saravia, José Benicio Huenchunao Mariñán, Florencio Jaime Marileo Saravia, Juan Patricio Marileo Saravia y Juan Ciriaco Millacheo Licán y la señora Patricia Roxa na Troncoso Robles.

En cuanto al derecho a la libertad personal, la Corte consideró que las decisiones de adopción y mantenimiento de las medidas de prisión preventiva a que fueron sometidas las ocho víctimas de este caso no se ajustaron a los requisitos d e la Convención Americana.

El Tribunal también determinó que Chile incurrió en violaciones al derecho a la libertad de pensamiento y de expresión y a los derechos políticos, debido a que, en las circunstancias del presente caso, las penas accesorias que restringían esos derechos fueron impuestas de forma contraria al principio de proporcionalidad de las penas y constituyeron una grave afectación de esos derechos. Dicha afectación fue particularmente grave en el caso de los señores Ancalaf Llaupe, Norín Catrimán y Pichún Paillalao, por su condición de líderes y dirigentes tradicionales de suscomunidades.

Asimismo, la Corte concluyó que el Estado violó el derecho a la protección a la familia en perjuicio del señor Víctor Manuel Ancalaf Llaupe al haberlo reclu ido en un centro penitenciario muy alejado del domicilio de su familia y al denegarle en forma arbitraria las reiteradas solicitudes de que se le trasladara a un centro penitenciario más cercano.

Al regreso de la democracia, y frente a las constantes negativas de los tribunales de reconocer los títulos de propiedad de los Mapuches y al impacto de los proyectos de inversión forestales, hidroeléctricos y camineros que los gobiernos realizaron sin proceso de consulta, los Mapuches respondieron mediante movilizaciones en defensa de sus derechos. A partir de 1992, los gobiernos empezaron a criminalizar la protesta Mapuche, y desde 2001 mediante la aplicación de la Ley Antiterrorista a sus autoridades, dirigentes y miembros, destinadas a debilitar las movilizaciones y protestas sociales emprendidas para recuperar sus territorios ancestrales.

“La FIDH celebra esta memorable decisión, no obstante, manifiesta su preocupación por las extensas violaciones de los derechos económicos, sociales y culturales que siguen afectando particularmente a los grupos más vulnerables como las comunidades indígenas de América Latina” señaló Karim Lahidji, Presidente de la FIDH.

 http://www.mapuexpress.org/

Denuncian que polícias se hacen pasar por periodistas en conferencias sobre temas Mapuche

El Colegio de Periodistas de Temuco afirmó que “estos individuos ponen en riesgo el trabajo de nuestros colegas, ya que se ponen en el grupo mientras se sacan las cuñas. 

Muchos de ellos son identificados por comunidades u organizaciones y puede ocurrir (como ha pasado) que el grupo completo (de periodistas y policías infiltrados) se convierte en un blanco de ataque cuando hay tensiones o situaciones de conflicto”.

bandera

El Colegio de Periodistas de La Araucanía denunció este lunes a dos sujetos que no fueron identificados, quienes durante la manifestación de una comunidad en conflicto con el nuevo aeropuerto realizada en calle Bulnes, en el frontis del edificio de la Intendencia Regional, se mezclaron con periodistas y camarógrafos de la prensa, para de ese modo grabar a los manifestantes que entregaban sus palabras a los medios de comunicación.

Miguel Ángel Navarrete, quien es el presidente del gremio de periodistas, se encontraba en el lugar y se percató de la presencia de estos misteriosos sujetos. “Me acerqué a ellos y les pregunté de qué medio eran y se pusieron agresivos. ‘Qué me andaih preguntando’ me dijeron. ‘Ya sale de aquí’, fue la reacción de los sujetos, por lo que comencé a tomarles fotos y de manera frontal, ya que el que nada hace, nada teme, pero comenzaron a taparse la cara, a hacerse los locos”, relató Navarrete a ElPeriódico.cl

El profesional agregó que “luego le pregunté a un colega que tiene más experiencia en terreno quiénes eran… si los ubicaba y me respondió que eran policías”.

“Estos individuos ponen en riesgo el trabajo de nuestros colegas, ya que se ponen en el grupo mientras se sacan las cuñas. Muchos de ellos son identificados por comunidades u organizaciones y puede ocurrir (como ha pasado) que el grupo completo (de periodistas y policías infiltrados) se convierte en un blanco de ataque cuando hay tensiones o situaciones de conflicto”, explicó Navarrete, quien agregó que entregará estos antecedentes al intendente Francisco Huenchumilla, además del alto mando de Carabineros y la PDI, para que digan quién da la instrucción a estos policías para que realicen esta labor y además para que se termine de una vez por todas con esta práctica que pone en riesgo la integridad de los profesionales de la prensa.

FUENTE: LANACION.cl

http://www.mapuexpress.org/

lundi 28 juillet 2014

3º Comunicado Publico Huelga de Hambre de los Presos Políticos Mapuche en Temuco

"Hemos tomado la decisión que no arriesgaremos nuestras vidas por un simple traslado al CET. Hoy día asumiremos esta huelga indefinida por nuestra libertad total, ya que el gobierno no tiene la voluntad de solucionar nuestro traslado. Por lo tanto si hemos de arriesgar nuestras vidas debe por algo digno de nuestra lucha, que es la lucha de todo un pueblo."

bandera
A las comunidades en resistencia, a los peñi y lamgen que solidarizan conscientemente con nuestra lucha, a la opinión pública nacional e internacional:

Kiñe: Los presos políticos mapuche Cristian Levinao Melinao y Luis Marileo Cariqueo, del Lof Chequenco, comuna de Ercilla, que actualmente permanecemos en huelga de hambre en el penal de Temuco, reafirmamos nuestra decisión con mucha fuerza y dignidad de continuar hasta las últimas consecuencias nuestra movilización, por el incumplimiento del gobierno con respecto a su compromiso público de nuestro traslado al CET.

Epu: Hemos tomado la decisión que no arriesgaremos nuestras vidas por un simple traslado al CET.

Hoy día asumiremos esta huelga indefinida por nuestra libertad total, ya que el gobierno no tiene la voluntad de solucionar nuestro traslado. Por lo tanto si hemos de arriesgar nuestras vidas debe por algo digno de nuestra lucha, que es la lucha de todo un pueblo.

Küla: A 9 días de haber retomado la movilización hemos tenido una baja promedio de peso de 1 kg diario, aproximadamente. Recordamos que esta es nuestra cuarta huelga de hambre, por lo cual nuestro estado de salud es grave y las secuelas serán permanentes.

Meli: Exigimos al gobierno que cumpla los acuerdos y a resolver de manera real lo que ha sido su afán político de un “nuevo trato” con el pueblo mapuche, ya que hasta ahora no lo ha demostrado, usando solamente la mentira y la represión como todos los gobiernos anteriores.

¡¡¡TRASALADO INMEDIATO AL CET DE ANGOL!!!

¡¡¡LIBERTAD A TODOS LOS PRESOS POLITICOS MAPUCHES!!!

AMULEPE TAIÑ WEICHAN

Penal de Temuko, 26 de julio de 2014.

http://www.mapuexpress.org/

Central Hidroeléctrica Angostura: La influencia del poder económico por sobre el Estado.

Destruyen lugares de alto valor ambiental, modificando y borrando para siempre los ecosistemas, la memoria y la historia del territorio reemplazándolos por los embalses muertos que además siembran el temor acarrean un peligro por su cercanía a los volcanes. 

El territorio mapuche pewenche sigue sin protección alguna ante la amenaza del capital privado

El negocio privado energético no da tregua en su avance. Hoy por hoy es uno de los más rentables y aquí en el territorio lo sabemos muy bien. Hemos sido y seguimos siendo testigos de esto. Son ya tres los grandes embalses en el río Bio Bio, los que juntos embolsan una no despreciable potencia instalada de 1.505 MW. La Central Palmucho de 32 MW, la Central Ralco de 690 MW, la Central Pangue de 467 MW y la recién inaugurada Central Angostura de 316 MW conforman hasta hoy esa suculenta cifra, que en el corto plazo pretende seguir en aumento. Un cuarto embalse en el río Bio Bio y otra central de menor envergadura en el canal Bio Bio Sur cuyas potencias serían unos 110 MW entre ambas, ya están en proceso de evaluación ambiental.

bandera
Pero esto no queda ahí. Mas proyectos de intervención en el mismo río Bio Bio están en carpeta. También en el río Queuco, en el río Pangue en el río Chaquilvin y otros de las comunidades mapuche pewenche del Alto Bio Bio.

Y pese a que existen acuerdos de Estado (Acuerdo de Solución Amistosa de Ralco) para esta zona que no permiten este tipo de intervenciones, este modelo continúa concretando sin retrasos ni contratiempos su andar dejando de manifiesto la inutilidad de la legislación ambiental a la hora de poder influir en su instalación.

Los efectos negativos que han causado estas ocupaciones en el territorio son cuantiosos. Desapareció parte de una cultura milenaria, desapareció un ecosistema prístino de proporciones, y junto con esto también un polo de desarrollo que convivía en forma armónica con la cultura mapuche pewenche y su entorno: el ecoturismo.

¿El escenario de hoy?

Un territorio intervenido vorazmente que muestra la huella del colonialismo moderno, esa que deja ver el saqueo desmedido de los recursos, sin importar lo que los demás piensen o digan, y que usufructúa al máximo sin retribución alguna para las comunidades.

Aquí en la región se genera el 30% de la energía de Chile, sin embargo, los costos de esta son los más altos del país. Aquí en Quilaco, Santa Bárbara y Alto Bio Bio se paga una tarifa domiciliaria por concepto de energía mucho más alta que en Santiago, Concepción o Calama, sin embargo, el costo social, ambiental, cultural, emocional, etc. nosotros lo hemos pagado, y de acuerdo al mensaje entregado por la propia presidenta Michelle Bachelet en la inauguración de la Central Angostura -en donde avala este modelo- seguiremos pangándolo mientras la normativa continúe en su rol actual.

Varios años han pasado desde que este proyecto ingresara al sistema de evaluación ambiental, y pese a la inadmisibilidad que el estudio de impacto ambiental presentado contenía, este fue acogido por la legislación de esa época sin reparo alguno.

Presentaba derechos de agua insuficientes para su funcionamiento y en litigio legal en los tribunales de justica además de una violación al acuerdo de Solución Amistosa de Ralco; el cual establecía el compromiso del Estado de Chile que comprometía lo siguiente: “acordar mecanismos vinculantes para todos los órganos del Estado que aseguren la no instalación de futuros mega proyectos, particularmente hidroeléctricos, en tierras indígenas del alto Bío Bío”.

Sin embargo, y pese a las denuncias ciudadanas y recursos de reclamación a la resolución de calificación ambiental, la Central Angostura prosiguió su paso firme en un recorrido por los gobiernos de la concertación con Michelle Bachelet, la coalición por el cambio con Sebastián Piñera y la nueva mayoría nuevamente con Michelle Bachelet, quién el día de ayer martes 8 de julio de 2014 inauguró y respaldó esta hoja de ruta planteando que: “el modelo que se ha seguido acá va en la línea de lo que queremos, que es conciliar la generación de energía con un trabajo de asociatividad con las comunas que lo acogen y privilegiar el cuidado del entorno natural”, palabras que no se condicen con la realidad de la historia que hasta hoy ha marcado la Central Hidroeléctrica Angostura, puesto que las comunidades organizadas así lo manifestaron y las propias autoridades locales de las comunas lo denunciaran públicamente por los medios de comunicación dejando además de asistir a esta “solemne” inauguración junto a la presidenta. La señal que queda; es la de un gobierno permisivo y en manos de la empresa privada.

El movimiento social frente a las instalaciones hidroeléctricas en el río Bio Bio.

Innumerables han sido las reuniones, documentos, emails etc., que los habitantes de esta parte del territorio han cruzado en torno a las temáticas ambientales, sociales y culturales; en diferentes gobiernos, sin embargo, el escenario continúa sin cambios sustanciales.

La ley 19.300 con todas sus modificaciones, continúa en un rol pasivo. Permite acomodar los proyectos frente cualquier variable medioambiental, cultural, social etc. por muy sensible que esta sea, y pese a que la presidenta el día de ayer planteó lo contrario, la central angostura destruyó sitios de significación cultural de alto valor patrimonial, reasentó gente mapuche pewenche sin consulta indígena y aniquiló un río – el Huequecura- prístino que albergaba una enrome fuente de vida muchas de ellas especies endémicas, en peligro de extinción.

Se denuncia la permisividad del estado con el negocio privado por considerar que estas instalaciones no respetan ni tampoco aportan al desarrollo local de las comunidades.

Destruyen lugares de alto valor ambiental, modificando y borrando para siempre los ecosistemas, la memoria y la historia del territorio reemplazándolos por los embalses muertos que además siembran el temor acarrean un peligro por su cercanía a los volcanes. El territorio mapuche pewenche sigue sin protección alguna ante la amenaza del capital privado.

La alta rentabilidad del negocio energético versus el alto valor de la energía es el reflejo del desarrollo que el Estado y la empresa privada proponen para los habitantes afectados.

Estado de derecho y la represión policial.

La criminalización de los movimientos sociales en chile se ha ido acrecentando en el último tiempo. El movimiento estudiantil por ejemplo en su largo proceso ha sido víctima de ese manejo que los medios tradicionales -televisión y diarios de propiedad de grandes poderes económicos-toman y manejan a su antojo creando escenarios que distorsionan la realidad.

El movimiento mapuche es el ejemplo más claro de esta manipulación en donde el Estado –presionado por el capital privado- ha militarizado las comunidades llegando a invocar la Ley de Seguridad del Estado para justificar el uso de la fuerza en los allanamientos a la propiedad privada.

El día de ayer en la visita de la presidenta a la inauguración de la Central Hidroeléctrica Angostura hubo situaciones de represión excesiva que no se condice con el lenguaje de los que habitamos este territorio. La sensación que quedó al final del día fue un proceder –de las fuerzas de orden que se desplegaron”- que violentó y redujo a los ciudadanos que quisieron proponer otra mirada al modelo actual del desarrollo, anulando cualquier voz que no fuese la del capital privado que ayer se dejó ver en todo su esplendor. El análisis en este sentido amerita afinar el oído para entender el mensaje que el día de ayer la presidenta junto al capital privado entregó en el puel mapu.

http://mapuexpress.org

samedi 26 juillet 2014

Sitio web de comunicación Mapuche Mapuexpress.org fue hackeado

Como colectivo de comunicación mapuche, Mapuexpress informa que mantendremos activa nuestra tribuna informativa, mediante una página provisoria, mientras realizamos los procesos de reparaciones de nuestra web y adoptamos las medidas de seguridad que eviten que estos episodios se repitan.

El colectivo de comunicación mapuche Mapuexpress informa lo siguiente:bandera

1. El sitio web de Mapuexpress (mapuexpress.org) ha sido recientemente boicoteado (hackeado) por desconocidos, debido a esto nuestra página está funcionando con un diseño provisorio.

Este ataque de desconocidos ha afectando gravemente el ejercicio de nuestro derecho a la libertad de expresión y comunicación, a su vez obstaculizando nuestra labor como medio de comunicación Mapuche que constantemente informa y difunde las diversas realidades en Wallmapu (territorio mapuche ancestral que comprende regiones del sur de Argentína y Chile), como también, lo concerniente a los movimientos sociales por los derechos en otros Pueblos.



2. El trabajo del colectivo de comunicación Mapuche Mapuexpress se basa en el compromiso y esfuerzo de cada uno de sus integrantes, quienes a su vez somos parte de expresiones sociales, principalmente del Pueblo Mapuche. Nuestros esfuerzos buscan dar tribuna abierta a aquellas que luchan día a día por la defensa y recuperación del territorio mapuche, por derecho y justicia, y el impulso de las transformaciones que requiere la sociedad.

3. Como colectivo de comunicación mapuche, Mapuexpress informa que mantendremos activa nuestra tribuna informativa, mediante una página provisoria, mientras realizamos los procesos de reparaciones de nuestra web y adoptamos las medidas de seguridad que eviten que estos episodios se repitan.

4. Agradecemos y valoramos a todas aquellas personas y organizaciones por sus apoyos y solidaridad en estos días. Esperamos seguir contando con su ayuda para restablecer nuestra página y continuar cumpliendo con nuestra labor de informativa.

Colectivo de comunicación mapuche Mapuexpress

Si quiere enviar un mensaje a Mapuexpress escriba a

mapuexpress@gmail.com         

Embajada de Canada en Chile recibe oficialmente reclamos contra Megaminería en Chile

En audiencia con la embajadora de Canadá, una delegación de organizaciones socioambientales le entregó un informe que se encuentra actualmente en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, en el que se incluyen los impactos de 20 empresas mineras canadienses en América Latina, configurando patrones de conducta alarmantes, ante los cuales el Estado no solo ha callado sino que ha diseñado políticas para protegerlos.De Chile, se consideró el caso Pascua Lama de Barrick Gold.


Una delegación integrada por representantes del Observatorio Latinoamericano de Conflictos Ambientales, el Observatorio de Conflictos Mineros de América Latina, el abogado Alvaro Toro, la Comunidad Diaguita Patay Co y la Asamblea por el Agua del Guascoalto, ambas del Valle del Huasco, sostuvo en la tarde del jueves 24 de julio una audiencia con la embajadora de Canadá, Patricia Fuller, para entregar formalmente un documento elaborado por el "Grupo de Trabajo sobre Minería y Derechos Humanos en América Latina", al que contribuyeron más de 30 organizaciones y que sistematiza el modo de operar de la megaminería canadiense en América Latina, desde la mirada de los afectados, dando cuenta de patrones de comportamiento avalados por el Estado y que conducen irreversiblemente a la violación de los derechos humanos de las y los habitantes de los territorios en que se desarrollan los proyectos.


El informe es parte de la documentación que sostiene una acción jurídica inédita presentada a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, en la que se articulan 22 casos de 9 países de América Latina, que recurren de manera concertada al sistema interamericano exponiendo el rol del Estado de Canadá, luego de constatar que las denuncias aisladas no han dado resultado y que los patrones de violación de derecho de las mineras canadienses en sus territorios no solo son comunes, sino que cuentan con el aval del estado del norte.


Entre el 50% y el 70% de la minería en la América Latina es de origen canadiense y según OCMAL hay cerca de 200 conflictos mineros en la región. De hecho, según cifras de 2012, un 57% de las empresas mineras a nivel global estaban registradas en la Bolsa de Toronto, por las múltiples garantías y facilidades que encuentran en este país para llevar a cabo sus negocios extractivos. En los países incluidos en el informe hay presencia de 511 empresas mineras canadienses y de 1.429 proyectos extractivos.


Pascua Lama, el caso chileno incorporado en el informe, da cuenta de las políticas de engaño de la transnacional canadiense, de la devastación de las fuentes hídricas, la promoción de la corrupción, la presión ilegítima sobre las comunidades, y la imposición de destino minero en un Valle de clara vocación agrícola.

A la salida de la audiencia, Sebastián Cruz, representante de la Comunidad Diaguita Patay Co, consideró provechosa y necesaria la cita, sobre todo porque dio nuevas luces sobre el reciente acuerdo firmado por un sector minoritario de dirigentes diaguitas con Barrick Gold, contraviniendo la convicción indígena local de que el Valle no se vende. “Nos enteramos que el 2013 con el apoyo de la embajada canadiense, y en compañía de la agregada comercial… ¡ni siquiera cultural!, se realizaron una serie de encuentros entre dirigentes indígenas de Canadá con un sector de comunidades diaguitas de nuestro Valle, coincidentemente las mismas que luego firman de manera viciada y sin consultar a sus bases el memorándum de acuerdo con el que todas las demás fuerzas vivas del Valle hemos estado en desacuerdo y hemos venido demostrando lo corrupto que ha sido todo”.

Cuando Sebastián preguntó por qué su comunidad y las demás comunidades indígenas que se oponen al proyecto no fueron convocadas, o al menos informadas, la embajadora indicó que los datos para invitar a las comunidades fueron obtenidos vía CONADI.


Por su parte, Lucio Cuenca, director de OLCA, señaló “no solo nos enteramos de que la embajada ha sido instruida para impulsar una iniciativa de "dialogo efectivo" entre pueblos indígenas de Canadá y Chile, sino que además la embajada se reúne una vez al mes con las Empresas mineras canadienses que operan en Chile.

Cuestiones como éstas fortalecen nuestra convicción de que la embajada está teniendo un rol activo en el apoyo a sus empresas mineras y por lo tanto también tiene responsabilidad en los atropellos que cometen las empresas de origen canadiense fuera de su territorio, este es un aspecto central que plantea el informe, pidiendo a la CIDH que incorpore la responsabilidad extraterritorial de los estados en el análisis de cumplimiento de DDHH".


*Conforman el Grupo de Trabajo sobre Minería y Derechos Humanos en América Latina el Observatorio Latinoamericano de Conflictos Ambientales –OLCA– (Chile), Colectivo de Abogados José Alvear Restrepo –CAJAR– (Colombia), Fundación para el Debido Proceso –DPLF– (regional), Centro Hondureño de Promoción para el Desarrollo Comunitario -CEHPRODEC- (Honduras), Asamblea Nacional de Afectados Ambientales -ANAA- (México), Asociación Marianista de Acción Social (Perú) y Red Muqui (Perú)

http://www.mapuexpress.org/